Hormigón impreso vertical

El hormigón impreso en paredes verticales es un sistema qué se utiliza para revestir muros y paredes, basándose en la aplicación de parámetros verticales que permiten el anclaje y dan al pavimento la continuidad necesaria para su interacción con otros elementos.

Aplicación del hormigón impreso en paredes

Para realizar la aplicación del hormigón impreso en cualquier tipo de pared se debe utilizar un mortero a base de cemento que permita una buena manipulación, ofreciéndonos la posibilidad de trasladar los sistemas de hormigón impreso a los parámetros verticales, pudiendo beneficiarnos de una amplia gama de diseños, texturas y colores.

El hormigón impreso en paredes es un mortero de gran adherencia a las superficies verticales y con la aplicación de este producto obtenemos un acabado final mucho más competitivo que con otras soluciones tradicionales. Existen una gran variedad de acabados, texturas y colores. El hormigón impreso vertical es muy resistente, provocando que sea ideal para revestimientos exteriores, se trata de la alternativa a revestimientos tradicionales como el mortero monocapa. El hormigón impreso en paredes proporciona un acabado de alta resistencia e impermeabilización, provocado una mayor resistencia en la pared ante la intemperie y los agentes atmosféricos externos.

El hormigón impreso en paredes es una nueva modalidad de aplicación que nos permite decorar paredes con un acabado profesional combinándolas con el suelo. Este sistema de aplicación permite transmitir la elaboración del hormigón impreso a cerramientos verticales, teniendo en cuenta además una amplia gama de modelos, formas y colores. Se suele utilizar en la fachada de edificios, pero también se puede utilizar en el interior de cualquier tipo de habitaciones.

El hormigón impreso en paredes tiene una larga vida útil y un bajo coste de mantenimiento, es muy resistente a todas las condiciones climáticas, cómo la luz, aceites y ácidos. Se trata de la solución perfecta para la restauración tanto en interior, decoraración y rehabilitación en exterior.

El sistema de revestimiento vertical está basado en la aplicación de una serie de parámetros que permiten el anclaje de un mortero en base cementosa debido a sus condiciones técnicas permitiendo la obtención de una textura determinada y sin condicionantes para su manipulación.
Las fachadas y muros con mortero hidrófugo son económicos, decorativo y tremendamente funcionales.

Además de todo esto, el hormigón vertical para paredes y muros, nos ofrece la posibilidad de trasladar los sistemas de hormigón impreso beneficiando nos de una amplia gama de diseños, texturas y colores.  Se trata de un mortero moldeable, con una gran calidad, y que no debe confundirse con los clásicos de monocapas.

Su campo de aplicación más importante es la construcción y rehabilitación de parámetros verticales, tanto en exteriores como en interiores. Podemos mezclar distintos tipos de diseños y texturas mediante diferentes moldes, diferentes colores e incluso podemos combinar zonas trabajadas con técnicas manuales logrando efectos personalizados.