Hormigón rayado

El pavimento rayado se trata de un hormigón al que se le aplica un fratasado mecánico o manual, se le incorpora una capa de rodadura endurecedora para su posterior rayado superficial, concediéndole un aspecto más o menos rugoso dependiendo de las necesidades del cliente. Este pavimento está muy valorado y utilizado por su dureza, poco desgaste y nulo mantenimiento en rampas de garaje, parkings, viales peatonales y de vehículos, zonas de climatología adversa, naves industriales, agrícolas etc.